viernes, 18 de junio de 2010

Los Lakers campeón de la NBA

Porque el hombre no vive solamente de fútbol, en D5 queremos abrir la ventana, respirar un poco de aire fresco ante tanta voragine futbolística y destacar la consagración (una más) de Los Angeles Lakers en la NBA. Segundo título consecutivo y decimosexto a lo largo de su historia, el equipo liderado por Kobe Bryant (MVP de la final) superó a Boston Celtics por 83-79 en el séptimo y último partido de la serie final, un duelo imprevisible entre dos formaciones laureadas en materia técnicas y que llevaron a cabo una de las mejores definiciones que se recuerden en la historia de esta liga.

Choques parejos, sin diferencias que se resolvieron por ejes fortuitos y otros no tantos, que volcaron finalmente la balanza a los Lakers, con Kobe -quinto anillo en su carrera- en su máximo esplendor, un digno heredero de lo que representó Michael Jordan en la década del noventa, acompañado por el español Pau Gasol, actor fundamental en la serie ante los Celtics y el revulsivo Ron Artest, tipo con cara y acciones de malo pero dotado de una capacidad física y por sobre todo técnica, que le permite sacar diferencia. Un trío fenomenal, sustentado en actuaciones formidables que se repitieron a lo largo de los Playoff.

Solidez defensiva, aunados en un compromiso profundo ya clásico en los equipos de Phil Jackson -13 veces campeón de NBA- con el ingrediente de una agresividad ofensiva, de búsqueda continua de dañar al rival sin pensar el contexto del juego. Si a esto le agremamos el poder que de por sí tienen los Bryant, Gasol, Artest, el experimentadísimo Derek Fischer y Lamar Odom, un comodín en la estructura de Los Angeles, brindarán una radiografía precisa de las causas por las cuales los Lakers nuevamente son los reyes.

Enfrente tuvieron a un rival peligrosísimo, de variantes innumerables en su formación (Allen, Garnett, Pierce, Rondo, Finley, Wallace y la lista sigue) que representó un escollo de suma importancia, que pecó de ser amarrete, de no haberse arriesgado a ganar en varios momentos de la serie, donde la posibilidad latente le guiñó el ojo. No pudo ser. Los Ángeles Lakers campeón de la NBA. Historia repetida, la de una franquicia acostumbrada al sabor de la gloria.

1 comentarios:

Matías Rodríguez dijo...

que grande los lakers y por fin la confrimacion de kobe para que deje de ser la sombra de shaq, hasta magic jhonson dijo que era el mejor de la historia de los lakers, cabeza en casi todos los records no se merecia menos, ademas con 32 años aun le queda mucho hilo en el carretel, espero que sepa aprovecharlo, un saludo

Buscar en Doble 5

Colaboraciones