viernes, 15 de abril de 2011

Zlatan, un caso de diván

Leo: "El carácter de cada hombre es el árbitro de su fortuna". Frase perteneciente a Publio Siro, un escritor latino de la antigua Roma. Ante todo, una gran verdad. En fútbol, la personalidad de cada jugador influye en el desenvolvimiento de su carrera. Están aquellos que en marcos adversos resurgen en sí para mostrar su mejor cara; aquellos que se repliegan si no encuentran condiciones favorables, están los y los otros, los más, los menos, hay de todo. La lógica heterogeneidad que existe en toda sociedad. El futbolista no está exento: es un ser humano con arraigo y mandatos culturales que se desempeña de la forma en que lo criaron.

Pensé en escribir este post el fin de semana pasado. Por falta de tiempo recién puedo ahora ubicarme de modo óptimo. La expulsión de Zlatan Ibrahimovic ante Fiorentina por insultar al juez de línea es, más allá del hecho narrado, un eslabón más en el controvertido carácter que posee el sueco. Me sigue sorprendiendo cómo esta clase de genio, remarco lo de genio porque la ductilidad técnica de este delantero la he visto en escasas oportunidades, pueden perder la cabeza tan fácilmente. En criollo, tratar de entender, nadar en explicaciones para responder por qué, y lo decimos en criollo, se le suelta la cadena tan asiduamente.

Pensamos y el nombre de Zinedine Zidane aparece en la palestra, dirían los españoles. Otro artista que a lo largo de su carrera, culminada con el suceso ante Materazzi en la final de Alemania 2006, sufrió en demasía su carácter, en el que se repetían acciones agresivas que lo terminaban mandando a las duchas. La violencia no formaba parte de su ADN, sólo eran raptos, instantes de furia que tiraban por la borda lo que había construido en la cancha. En Zlatan sucede igual.

Vuelvo a Ibrahimovic. Brillante, retraído, temperamental, agrio y con ribetes de conflicto por cada camiseta que vistió. Con su selección enfrentando a Holanda en 2004 ajustició de lo lindo a sus compañeros por entonces del Ajax. En Milan algunos indican que Silvio Berlusconi no andaría del todo satisfecho con algunas actitudes tomadas por el sueco. Dos expulsiones en 2 fechas, rumores de cortocircuitos entre él y el resto de los futbolistas del plantel, al igual que pasó en Barcelona. Tiempo atrás húbo algunas declaraciones desafortunadas sobre los brasileños en el plantel y una pelea cercana a las trompadas con el defensa estadounidense Onyewu. Otros afirman que la paciencia dirigencial está llegando a su fin y se planea ofrecerlo en un combo al Madrid por Ronaldo. Pinta difícil...


Repito la frase de Publio Siro, el carácter de cada uno es el árbitro de su fortuna. En la originalidad y destreza que muestra Ibrahimovic en el campo de juego también está inserto su temperamento. Lo enriquecedor de estos personajes es desentrañar el por qué de ciertos actos indisciplinarios, qué les pasa por la cabeza para reaccionar así. Ir a la génesis de su naturaleza, donde se encuentra lo bueno, lo malo, lo que se es, finalmente.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

1 comentarios:

Outzz. dijo...

Hola! Que pasa, he abierto un post hace donde posteo diariamente mas o menos un par de temas de música, de todos los géneros, aunque generalmente, electrónica. Un saludo y pásate amigo.

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones