domingo, 13 de febrero de 2011

Argentina: quien quiere oir que oiga

Hay historias con final previsible. Como cualquier película romántica hollywoodense en que la muchachita de turno termina enamorándose del príncipe de sus sueños. Luego no nos cuentan cómo ellos sobreviven a la rutina, a los defectos del otro, a la pasta dental abierta, etc. El periplo de la selección Sub 20 en el Sudamericano de Perú terminó como tenía que terminar. Con un signo de pregunta grande, grandísimo diría, igual que el prestigio perdido de las categorías menores en este último tiempo.

Nuevamente afuera de los Juegos Olímpicos, al igual que pasó en aquél equipo estelar de 2000. O algo más cercano, la no clasificación al Mundial Sub 20 de Egipto en 2009 con Sergio Batista como técnico. Sí, sí, no digamos nada. Lo que sirvió de aliciente en dicho momento es que Argentina mantenía una preeminencia notoria sobre sus rivales y la filosofía de Pekerman, siendo cultor del buen juego, de la búsqueda del arco contrario y el juego limpio otorgaban una tranquilidad de que, más allá de este revés, era el camino correcto para desandar un proyecto con los Juveniles.

Hoy, la brújula está sin rumbo. Habría que consultarle a Humbertito Grondona, subdirector de Selecciones Nacionales, cuál es el camino que la era Perazzo (y por qué no Batista) desean proyectar hacia el futuro. Planificación, estrategias, trabajo de campo, pongámosle el nombre que quieran. A mí, con la explicación de "pico y pala" o la "falta de glamour" no me alcanza. Uruguay no tiene más que Argentina y no es una ofensa a los pibes charrúas que, con mayores complicaciones institucionales, le dieron una alegría a su pueblo.

Pero olvido el tema de los puntos, lo saco de la discusión. Quiero hablar de la imagen que damos. Lo del combinado juvenil fue muy pobre, molesto a los ojos, sin planificación alguna. Un "a qué vamos a jugar". Quieren pegarle de punta para arriba, buenísimo, pero que se mantenga una línea coherente y no recurramos a los cambios incesantes para ver qué onda, a ver si da suerte. Recaer la responsabilidad en los pibes, si alguno se le ocurre, resulta criminal. Este equipo tiene en Iturbe, Araujo, Battaglia, Cirigliano, Ferreyra, Funes Mori, Hoyos, Martínez, Galeano, Tagliafico, Andrada algunos proyectos muy interesantes, futbolistas que pueden otorgarle otro volumen de juego en el campo. De arriesgar, ¿Por qué no?

Hablábamos del Sudamericano en otro post, marcando la necesidad de que, a partir de la segunda rueda, Perazzo elevará el nivel futbolístico, como una condición sine qua non si deseábamos clasificar tanto al Mundial como a los Juegos Olímpicos de Londres. Uno de dos, y raspando. ¿Ideas? Ninguna. Reitero, y perdón si peco de reiterativo, la reputación conseguida por Argentina en combinados juveniles por más de una década no se debe tirar así de fácil por la borda. Responsabilidad de Grondona y cía, finiquitar estos parches momentáneos que, con los hechos en la mano, nos muestran que no dan resultados, ni desde lo estadístico y mucho menos en la consolidación de jóvenes que puedan arribar a la Selección Mayor. Jugando así, se los prende fuego. Es otro llamado de atención. No se puede dejar de oír.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

7 comentarios:

Esférico Balón dijo...

Como bien lo pronuncias, lo de Argentina fue muy pobre. Creo que no existió propuesta futbolística y que para lograrla el mensaje de "volver a las fuentes" tiene que nacer de los clubes para tener continuidad en la Selección. Igual me parece que la camada de futbolistas, más allá de los buenos proyectos que enumeras, es claramente inferior a la de la era Pekerman-Tocalli-Ferraro. Abrazo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Fracaso total y absoluto. No se puede admitir que un país tan futbolero como Argentina no juegue la Olimpiada

NoTe dijo...

@Esferico Balón: Comparto la de inicializar un proyecto desde los clubes. Se debe formalizar nuevas políticas para no toparnos con esta clase de performance.

@Fernando: Sí, totalmente de acuerdo.

bonito lunch dijo...

el nivel de los pibes , sacando a alguno que otro es muy bajo.
Mauro Diaz y Funes Mori no estan para el seleccionado.
o peor, si no hay otros para elegir estamos jodidos.

Adrián Pertoldi dijo...

@bonitolunch: En este equipo Lamela hubiese otorgado otra calidad al juego. También es para debatir si las camadas que vienen mantienen el mismo nivel que las anteriores. Igual repito, la fragilidad táctica, la falta de ideas tienen responsables. Y es el cuerpo técnico.

El dijo...

Me encantaría ver la carpeta de trabajo de Perazzo...¿tendrá? ¿O será uno más de los ladris "del 86"?

NoTe dijo...

@El: Sería muy interesante. Muy. Gracias por pasar!

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones