miércoles, 16 de febrero de 2011

Gio Moreno: cuando lo peor, sucede

Si hablamos del fútbol argentino, la noticia más importante en las últimas horas es la confirmación de la lesión de Giovanni Moreno, una rotura de ligamentos sufrida en el encuentro ante All Boys que le impedirá retornar a las canchas durante este semestre, incluyendo su presencia en la selección Colombia para la próxima Copa América. Aquí está el dato frío, el hecho narrado que se puede encontrar en cualquier diario. La baja de Gio significa un golpe de nocaut a las aspiraciones de Racing en este Clausura. Su jugador franquicia. Un derechazo al mentón que te deja sin respuestas. Russo deberá rearmar, anímica y futbolísticamente, a un equipo que se había fortalecido tras el triunfo en Floresta y mostraba buenos síntomas para el futuro.

Debemos replantearnos que, más allá de que la rotura se generó por un movimiento sin intencionalidad con Hugo Barrientos, la violencia instalada en los campos de juego argentinos amerita un llamado de atención concreto. Comprender que debemos castigar con severidad faltas que pongan en riesgo la condición física del adversario de turno. Porque, vamos a ser claros, al colombiano durante el pasado Apertura lo revolearon por los aires en variadas oportunidades. Y no vi ninguna roja por ahí. No sucedió ninguna lesión por milagro, porque le dieron duro y parejo. El papel de los árbitros, reticentes a respetar el reglamento, lamentablemente, no ayuda en el meollo de la cuestión. Insisto en generar mecanismos que protegan a los que juegan bien, quienes son los que hacen al espectáculo. Para ver correr gente, nos alcanza con Usain Bolt y cía. El fútbol es otra cosa.

La mala intención en Hugo Barrientos es visible. Los medios de comunicación se encargarán de fortalecer esta concepción. La lesión se generó en un roce propulsado por el jugador de Racing. Hay una dosis de mala suerte, también. El futbolista de All Boys cargara con esa mochila. Las imágenes del codazo a Rubén Ramírez y los distintos conceptos vertidos a Gio sobre la violencia que ejercería sobre él servirán como inspiración para estigmatizarlo. Falso axioma será pensar que Barrientos es el responsable de todo. En Argentina hay muchos futbolistas que no tienen respeto por los demás colegas. No comprenden que los ocasionales rivales de turno pueden llegar a ser compañeros en el futuro. Mientras no haya equidad de criterios y unificación conceptual y práctica para ejecutar justicia hablaremos de lo mismo en poco tiempo.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

3 comentarios:

Ignacio Morales dijo...

Hola felicitaciones por el blog,está muy bueno,en fin quería saber si quisieras intercambiar links con CantaloGol.Dejame un comentario con tu respuesta.Saludos.
http://www.cantalo-gol.blogspot.com/

Adrián Pertoldi dijo...

@Ignacio Morales: Muchas gracias. Ahora te agrego. Abrazo!

Anónimo dijo...

Colombiano:
¡¡¡Bueno se lo llevaron, que bueno no lo devuelvan!!!

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones