sábado, 7 de abril de 2007

En el camino


Y perdimos nomás. La derrota argentina en Suecia por la Copa Davis tiene que servir principalmente para replantearnos que clase de tenistas estamos teniendo en la actualidad. Fuera del sistema tanto Gaudio como Coria, Chela privilegiando sumar puntos para el ranking y Nalbandian pensando más en divertirse que en jugar, provocó un vacío difícil de llenar. No lo critico al unquillense, ya que David demostró en ocasiones mucho más adversas que espíritu le sobra. Lo de Cañas es enaltecedor, porque desde hace 3 días se sabía que sufría un desgarro e igual quiso jugar. No obstante, se tuvo que recurrir de urgencia a Juan Martín Del Potro, quien para mí fue el que mejor desempeño tuvo en la serie. Su derrota contra Soderling pudo haber sido victoria también. Paradojas del deporte. Otro aspecto a ver es la cuestión del doble. Se está haciendo repetitivo usar a Nalbandian durante toda la serie, cosa que no estoy de acuerdo. ¿Para qué se llevó a Sebastián Prieto? Es doblista y le podría haber agregado una dosis de experiencia en ese tipo de partidos. El 3-0 ya está y es una muestra de que si se quiere DE VERDAD conseguir la ensaladera de plata se necesita el esfuerzo y la predisposición de muchos. Mejor, de todos.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones