jueves, 26 de abril de 2007

En el reino de los ciegos...

Es de público conocimiento la continua sangría de técnico que hay en el fútbol argentino. De eso nadie se va a poner a dudar. Lo que quiero resaltar es que no entiendo que metodología utilizan los dirigentes para elegir a la persona que comandará los destinos futbolísticos de ese club. Por ejemplo, Racing trajo con bombos y platillos a Reinaldo Merlo, hacedor del Apertura 2001, título que logró la academia luego de más de 35 años. De ahí todo normal, hasta que los resultados no se dieron y por determinada circunstancia se va. Pero ahora los dirigentes de la empresa están buscando otro estilo. ¿Será el mismo con el que eligieron a Ardiles, Cappa, Fillol, Rivarola, Quiroz y hasta Simeone? ¿De qué estilo me están hablando? Sin embargo, salieron a buscar un DT con tinte ofensivo, y buscaron por Claudio Borghi y Gustavo Costas. Viéndolo a Cerro Porteño (equipo de Costas) precisamente no es Holanda de 1974. Ahora parece que van a dejar que Micó (coordinador de las inferiores) siga hasta que la cosa empeore aún más. Pero no es éste caso solo. De la otra mitad de Avellaneda, despidieron a Burruchaga, supuestamente un técnico más ligado a Bilardo, a la disciplina táctica, y tienen ambiciones de traer a Jose Pekerman, oriundo de Argentinos, meca del buen fútbol o a Américo Gallego, otro técnico más influyente en el juego por el piso que otra cosa. Aunque tampoco descartan a Pedro Monzón, un personaje que prefiere dejar de lado algunas cuestiones obsesivas y dejar a la suerte la calidad de los futbolistas. ¿Quieren más? Vamos a otro ejemplo. San Lorenzo echó a patadas a Oscar Ruggeri, causante de los malos resultados del conjunto en el Apertura 2006, con goleadas incluidas ante Boca y River. Apostó por Ramón Díaz, en las antípodas del Cabezón, donde siempre ha comandado planteles de excelente gusto futbolístico. Se pasa de un extremo a otro. ¿Qué le vieron a Ruggeri? ¿Con qué criterio trajeron a Díaz?
Esto no pasa solamente en los catalogados grandes. En Nueva Chicago a Motta lo echaron porque tenía un problema de salud, problema que habrá sido difícilisimo porque a las dos semanas empezó a dirigir Platense. Qué hermoso este fútbol. Motta, precursor y hacedor a la vez de que el conjunto de Mataderos muestre en el final del 2006 el mejor juego de la Argentina, ante el primer traspié lo sacan y ponen a Ramaccioti. Otro extremo. Y después empiezan a hablar de proyecto. ¿Cúal? Otra cosa que no se puede creer es que Francisco Maturana dirija GELP, donde vienen con un proceso de otro gusto táctico y futbolístico como el que fue de Pedro Troglio. Todo este cambio en el medio de un campeonato. Los ejemplos creánme que sobran. Ahora me pongo a pensar y digo: Si una persona para ser médico estudia tantos años, al menos un dirigente de fútbol no podrá estudiar al menos 6 meses en aprender cómo se maneja una institución. No se pide demasiado. La responsabilidad es mucha y la capacidad por lo que se ve es poca.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

chicago el mejor juego de la argentina, vos tas jodiendo tio

14 dijo...

jeje, si, te fuiste un poquito al carajo.

pol dijo...

si, la verdad q el manejo en cuanto a contratacion de DTs es inaudito. en Indepte por ejemplo lo putearon a Falcioni a más no poder por la supuesta mala campaña y porque no represantaba el "paladar" del club. Que hacen para subsanar eso? lo traen a Burru q termina teniendo una campaña muuucho peor y futbolísticamente tampoco representa el "famoso paladar" rojo.
Y ojo, es un ejemplo nomás. no es que me guste Falcioni y me disguste Burru...
y como este ejemplo vas a encontrar en la mayoría de los clubes

NoTe dijo...

Ok lo de Chicago suena hasta fuerte, pero teniendo en cuenta el equipo...que clase de jugadores, me parece que jugaba de una manera muy buena. Para mí hoy x hoy el que juega más lindo es Lanús. Eso no significa que sea el más eficiente. Son cosas distintas. Abrazo a todos por las firmas!

JUani dijo...

note te banco a mi me encata ver a godoy cruz, juegan uy bien el equipo del chocho y lo bancaron cuando se estuvo por ir... decir que falta paciencia seria ser hipocrita, xq cuando mi equipo pierde 2 partidos soy de lo primeros en pedir cambios urgentes, pero hya una diferencia...YO no soy dirigente ellos si la deben tener, y aparte deben tener COHERENCIA en la elección de un proyecto que puede salir o no (sólo 1 de 20 puede ser campeón). en fin, es la peor tarea la del dirigente honesto, no hace plata, pone plata de su bolsillo, lo putean cuando hace las cosas mal y nadie le reconoce sus méritos....

Buscar en Doble 5

Colaboraciones