miércoles, 4 de abril de 2007

No hay dolor que duela más que el dolor del alma..

Sinceramente elegí una frase de un bellísimo tema de No Te Va Gustar, banda que rindo culto hace muchísimo tiempo y que en muchas letras sintetiza lo que siento y pienso. Hoy siento esto. El 4 de abril se cumplen 7 años del fallecimiento de Mirko Saric, aquella promesa de San Lorenzo que deslumbró a propios y extraños. Ese mismo que fue valuado en 10 millones de dólares. Ese mismo que un día decidió quitarse la vida. A esta altura es en vano ponerse a explicar las diferentes razones por la cual quiso tener ese final, ya que las circunstancias se manifestaron de esa manera y no hay vuelta atrás. Con el tiempo pude entender el dolor de mucha gente cercana por la ausencia de él, cuestión que me dejó endeble para poder observar y sentir de otra forma toda esta situación, que en especial para los hinchas de San Lorenzo no es fácil. No es un día más. Se fue Mirko. Y se lo extraña.

1 comentarios:

Sol dijo...

Gracias por acordarte de Mirko. Lamentablemente ya nadie habla de él. Pero siempre vaa estar en el corazón de cuervos, amigos y familia.
Saludos

Buscar en Doble 5

Colaboraciones