viernes, 2 de abril de 2010

Ortega y su última chance

El retorno de Ariel Ortega a participar en las prácticas con el primer equipo de River surge en la actualidad de un conjunto que naufraga futbolísticamente, con variantes en la ofensiva que no consiguen la acumulación de actuaciones convincentes para satisfacer lo requerido por el cuestionado entrenador Leonardo Astrada.

La vuelta de Ortega (por ahora entre los suplentes) en el próximo encuentro ante Lanús aparenta como un manotazo de ahogado, buscando a como dé lugar, y dejando de lado el sentir y raciocinio del cuerpo técnico, que el aura del jujeño y su apego inquebrantable con la tribuna harán aunar a un equipo que no encuentra identidad y con la inmediata preocupación de que la promoción golpeará las puertas la próxima temporada.

¿Con qué Ortega nos encontraremos? Basándonos en sus últimas actuaciones el panorama no conllevaría un grado de superación en el funcionamiento global de River. Eso se cerciorá en el campo de juego, si el jujeño se conectará de modo eficiente con Mauro Rosales, otro que vuelve tras un largo tiempo, primero por lesión, luego por consideración táctica de Astrada, con el propósito de abastecer al juvenil Funes Mori, de mira cruzada con el arco tras el superclásico. No obstante, todavía no se confirmó el equipo. Hay tantos, tantos interrogantes que, por la complejidad de la situación, no devendría a que se respondan de forma satisfactoria. Pero esto es fútbol, ya lo sabemos...

Vuelve a ponerse la camiseta que mejor le queda. Con una adicción que lo tiene a maltraer, al filo de la cornisa, oprimido ante una exposición mediática que no le hace nada bien, Ortega tendrá la función de convertirse en superhéroe para detener la caída libre de un conjunto abatido, al borde del knock out. Una tarea para nada sencilla. ¿Podrá?

1 comentarios:

bonito lunch dijo...

no lo concentraron.El periodismo tiro cualquiera.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones