jueves, 31 de marzo de 2011

Del Potro y David: salando las heridas

Rota. Partida al medio. Las declaraciones de Juan Martín Del Potro, un tiro en elevación a la escasa presencia de algunos cuando estuvo parado en casi la totalidad de 2010, tenía como destinatario a David Nalbandian, quien había expresado su satisfacción por el buen andar del tandilense en la gira estadounidense. "Puedo contar con los dedos de la mano a la gente que estuvo cuando yo estuve mal". Ufff. Dardos clavados sobre el rostro del cordobés, relación zigzagueante a partir de la decisión por la sede de la recordada final de la Davis ante España. Que Córdoba, que Mar del Plata, en fin, quedaron enfrentados.

Del Potro tenía esa frase atragantada. Una revancha dialéctica que puede vertir a partir de su resurgimiento en las primeras planas del tenis mundial. Tragó saliva, dejó pasar el mal momento pero no olvidó. "Ahora es muy fácil hablar, pero muy pocos se acordaron antes". Sí, había artillería guardada. No se las dedicó a Wilander y McEnroe, leyendas que también habían dado buenas consideraciones al retorno de Juan Martín. Cuando la frase terminó, todos sabíamos a quién había sido dirigida cada palabra, cada letra.

"De la Davis no hablo". Otro concepto contundente. Ni le hablemos, por ahora, a la Torre del rival Kazajstán (8 a 10 de julio). ¿Puede llegar a existir reconciliación? Mmmm. Difícil. En el universo de dos personas, con diálogo y franqueza se puede llegar a buen puerto. Si a esto le sumamos lo significativo de la Davis, por qué no podría ser un vínculo en común que los fortalezca. Pero hay heridas, indisimulables, retraídas hace tiempo que salen a la luz. Que no se olvidan.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 29 de marzo de 2011

No es una pregunta con respuesta*

¿Por qué todo de vuelta? ¿Por qué reiniciar un proceso que ya habíamos dado de baja? Siempre termino cayendo, como no aprendiendo la lección. Quizás es eso lo que me duele más, me trastoca la cabeza, el repetir un accionar para obtener idéntico resultado. La ecuación perpetua. El confiar y que me toquen la puerta con un sobre que diga dirección insuficiente. La puerta. El sobre. “Otra vez lo mismo”, mascullo mientras quisiera expandirme y no retraerme jamás. Poder ser varios a la vez y nadie, ser un fantasma como dice La Vela, deambulando por ahí, ir levitando ajeno a todo y no sentir. Mutar, volverse inerte ante ciertas circunstancias. Así, sucesivamente. Mantengo la guardia alta, evito los golpes bajos pero los moretones pululan por dentro. Ojalá fuese como el gran Nicolino, el intocable, donde las manos no le entraban por ningún recoveco. Siempre se mantenía allí, estoico, con la pose exacta para ser retratado en un póster que terminaría colgado en cualquier bar masculino que se precie de tal. Pero siempre termino igual ante vos, entregado, pidiendo migajas por esto, que ya ni sé lo que es. Pero es. Instantes que me observo y no me reconozco. Y ojo, no es por falta de autoestima. Sé, sin ponerme colorado, que te quedo demasiado grande. Pero todo termina en mi debe, en los reproches del por qué todo, en que mis fichas retroceden y vuelven al punto de inicio. ¿Cómo se hace para volver a confiar? No es una pregunta con respuesta. Lo concreto es que lo intenté de vuelta y salió mal. Tan simple como eso.


*Junio 2010

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 28 de marzo de 2011

Las 5 claves de la Fecha 7


Riquelme, sólo Riquelme. La causa de la victoria de Boca en Santa Fe tiene una sola razón: la pegada exquisita de Román que le permitió sorprender a propios y extraños para dejar sin reacción a Pozo. Del resto, poco. Un partido luchado, donde Colón no hilvanó situaciones de riesgo, salvo con el ingreso de Lucas Acosta que le dio más punch al ataque. Pero el Sabalero vive con su karma, un partido bien (All Boys), otro partido mal. Ninguna regularidad. A Boca le alcanzó con ese precioso tiro libre. El nuevo esquema dio más rigidez defensiva pero Chávez ni Erviti congenieron con Román y por ende Palermo se quedó sin un núcleo de jugadores que pudieran asistirlo. Boca suma de a tres. A esta altura, no es poco.



Pisó fuerte. Gran victoria de San Lorenzo en Bahía. Enfrente estaba Olimpo, la revelación, que se había cargado a Boca la fecha anterior. Localía, cancha difícil y ante todo un buen equipo, sin embargo, el conjunto de Ramón Díaz con bajas (Ortigoza, Aureliano y Carmona por selección) dio una muestra de carácter, con Juan Manuel Torres como estandarte y algunas conexiones entre Menseguez y Salgueiro que le posibilitaron abrir el marcador. Hay malas, como la lesión de Tula y la expulsión de Bottinelli, pero allí anda el Ciclón, firme y con la ideas claras, tal cual pretende Ramón.


Pincha, está. La victoria ante Racing le dio el empujón suficiente para que Estudiantes se transforme en firme candidato a quedarse con el bicampeonato. El 3 a 0 ante All Boys que se va deshaciendo con el correr de las fechas marca la solidez de un conjunto que, con la llegada de Berizzo y tras algunos traspiés, vuelve a encontrar una filosofía de juego. Dos goles en contra y Leandro González dieron el resultado final. Sensacional Roncaglia, uno de los mejores en este Clausura, Verón, Enzo Pérez, Rodrigo López, en sí un equipo que parece reencontrarse con el que fue. Y es líder.


Hola, Caruso. Flor de tensión en el Monumental. El partido estaba difícil, Newell´s se abroquelaba en el fondo y los minutos corrían. Pero...habilitación de Buonanotte a Ferrari, centro atrás del ex Central, un despeje dificultoso de Lema se la dejó servida a Leandro Caruso, el hombre de la tarde/noche y facturó. Dos goles, respaldo en el campo de juego tras el desgarro de Pavone y las calculadoras que por una semana respiran más tranquilas. A River le cuesta todos los partidos, tiene en Lamela un farol que, si se asocia con Buonanotte, de gran ingreso en el complemento, pueden surgir raptos de fútbol más interesante. Faltaba Pavone, está Caruso. River festeja.


Bipolar. Caso raro Lanús, che. Capaz de agrietarnos la tarde tras el empate en cero ante Gimnasia, desilusionarnos en la derrota en el clásico ante Banfield y la apatía mostrada en Mendoza ante Godoy Cruz. Sí, pero también capaz de darle flor de baile a Racing en treinta minutos, con Valeri como amo y señor. Está Regueiro, Camoranesi, Pelletieri, Carranza, Pizarro, hay tanto caudal técnico que si, logra encontrar una regularidad aceitada, puede hacer ruido en el campeonato. Racing se desconoció a sí mismo. Lindo primer tiempo, la mala tarde de De Olivera le jugó en contra. Igual aparecieron grietas defensivas que Russo deberá tomar nota.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

sábado, 26 de marzo de 2011

Argentina, el medio vaso vacío

Un sabor agridulce, insípido, una sensación de que en esta clase de partidos, amistosos, sin ninguna lanza de tres puntos que te vaya corriendo, hay que otorgar otra plusvalía en materia de juego. El empate de Argentina hace minutos ante Estados Unidos por 1 a 1 me retumba en la cabeza, bajo la idea de que hay que avanzar más profundo con el objetivo de que las clavijas estén ajustadas de cara a la próxima Copa América.

Respeto la idea de tener posesión de la pelota y que el rival ejecute el desgaste físico mientras la pelota corre por los nuestros. Lo que sí es un llamado de atención es que, con balón propio, no se pueda dañar al rival del modo esperado. Sí, bárbaro mantener un porcentaje altísimo en tenencia de pelota, aunque lo fundamental reside en fomentar vías pertinentes en llegar con peligro al arco contrario. Ahí Argentina quedó en deuda. Y mucho de esto, tiene que ver, a humilde entender, con la ausencia de una referencia de área. Bajo este esquema, el rol de Ezequiel Lavezzi parece diluirse. Se conecta poco con Di María y Messi, y no va de extremo ni de 9. Es un futbolista con un potencial técnico enorme y se lo está desaprovechando. Se respeta el esquema más allá del futbolista. Error.

En el manojo de nombres, también preocupa el arco. Sergio Romero venía titubeando en los últimos encuentros, tantos nombres no hay y lo de Andújar no fue satisfactorio. Una sola llegada, débil respuesta y adentro. Ser arquero en una selección tan grande a veces es injusto. Pero cuando te llegan, hay que responder. No queda otra. Los laterales no lastiman. Si sigue jugando Zanetti, no estamos pensando en el futuro. No por el Pupi, un dignísimo profesional y enorme futbolista, pero la mira debe calibrarse para Brasil 2014, previa Copa América y Eliminatorias. Marcos Rojo es una apuesta. Debe soltarse más, y no darle la espalda siempre al arco contrario. Buscar una pared, intentar llegar, animarse. El crédito lo mantiene abierto.

El papel de Banega (Banegas, dixit Marcelo Araujo) tampoco queda claro. Tapado por la magnitud de Mascherano, quien está levantando el nivel, vale aclararlo, y con un Cambiasso muchísimo más participativo, yendo de cara con Messi y Di María, hacen que el ex Boca no encuentre su hábitat en el mediocampo. Como que sobrara. ¿Por qué no pensar en un volante derecho con llegada, quizás Zabaleta, Belluschi o Enzo Pérez, hábil desde los dos sectores? Los centrales no sufrieron en demasía, pero tampoco hubo una exigencia extrema. El final del partido también dejó dudas en esa zona, para qué mentirnos.

¿Todo es negativo? No. Hay argumentos positivos. Está Messi y su genialidad incomparable, sus conexiones con Di María, el ida y vuelta positivo de Cambiasso, el resurgir de Mascherano, otra vez el patrón del medio y ante todo una idea de juego, válida, para no subestimarla. Habrá que pulirla, encontrar los intérpretes necesarios para que la puesta en el campo de juego sea efectiva y traiga dividendos. Copa América, Eliminatorias, objetivos para los cuales hay que estar preparados para elevar el prestigio de la camiseta a lo más alto. Desde la crítica, constructiva, valga el juego de palabras, se construye.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 25 de marzo de 2011

Delfino: se destapó nomás

"Yo sé que vendrán buenos tiempos, y si ahora llueve mejor", cantaban Los Piojos en "Buenos Tiempos", una enorme canción del disco "Azul". En EEUU, Carlitos la debe estar tarareando, sin dudas. Luego del retorno a la NBA tras una lesión cerebral que lo marginó por dos meses, Delfino está exprimiendo al máximo los minutos que le brinda el entrenador de los Bucks, Scott Skiles, y demuestra el enorme potencial que supimos disfrutar del santafecino en el seleccionado nacional. Todo llega a su tiempo, ya pasaron esas semanas oscuras en que debió cuidarse al extremo en su casa, sin ruidos ni luz, con el propósito de reponerse de la conmoción cerebral que sufrió a mediados de la temporada.

Lo disfruta Milwaukee (28-42), con una obsesión llamada Playoff, a la cual llegará si recupera de forma sustentada a Michael Redd, luego de 14 meses de baja, más el aporte de Andrew Bogut, Brandon Jennings y el mencionado Delfino. Jugadores que, de complementarse bien, le pueden otorgar buenos resultados de cara a la recta final de la serie regular. Del argentino, información simple: promedió en esta semana alrededor de 28 puntos de promedio, desplegando un excelente perfomance desde la línea de tres y como siempre dando su enorme capital solidario desde el poste bajo acumulando rebotes. La rigurosidad táctica que siempre le conocimos con el plus de andar con mira telescópica.

Lo prioritario de aquí en adelante será prolongar esta serie de actuaciones. Si lo tenemos a Delfino con confianza puede llegar a ser determinante no sólo para los Bucks sino para el combinado nacional dirigido por Julio Lamas de cara al Preolímpico que se disputará este año en Mar del Plata. Es un jugador cuyo combustible reside en la convicción en cada pelota que juega. Si equilibra la cabeza y el timming que adquirió este último mes, solito se puede otorgar el empujón suficiente para dejar de transformarse en el buen basquetbolista que es, a pasar al rubro élite. Depende de él.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

jueves, 24 de marzo de 2011

¿Cómo informarse y no morir en el intento?

Revolvemos, buscamos, sacamos la lupa, intentamos nuevas formas. No resulta nada sencillo informarse en la Argentina. No hablo precisamente del acceso a las herramientas comunicativas, asunto de debate en varias provincias, con aroma a feudalismo y voces monopólicas. En busca de desterrar estas prácticas, deseamos fervientemente la puesta en marcha, sin ningún tipo de restricciones, de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, una norma votada en democracia y que se sigue estacando en despachos judiciales. Ay, medidas cautelares…

La pugna de intereses empresariales decanta en que cada diario, radio o canal de televisión propone un panfleto de sus propios intereses y desea utilizar con ansias la teoría de la aguja hipodérmica, aquella que narraba los efectos de los medios de comunicación de masas sobre la opinión pública, donde el sujeto se encuentra en condiciones de aislamiento y en el que a partir de la transmisión de los mensajes, recibe de forma pasiva y acrítica toda esa información inyectada por los medios. ¿Cómo hacemos para purificar el material que nos llega, profundizar el sentido crítico, saber quién dice qué, analogía de lo que narraba Marshall McLuhan con “el medio es el mensaje?

Y ahí andamos, medio a los tumbos, tratando de batir el cúmulo de cifras, datos, fuentes, todo juntito y que de esa mezcla salgo algo productivo, fructífero. Cuesta, lógico, a veces las neuronas producto de rutinas hacen mella en la faz intelectual. Pero hay que hacer el esfuerzo, redoblar la apuesta. Pensemos en un ejemplo simple, diario, como el de preparar una ensalada. Con las noticias es similar. En vez de lechuga, tomate, zanahoria y lo que cualquier servidor guste, hay que profundizar las propias voces dentro de uno.

Sí, un poco de Clarín, algo de La Nación, leer editoriales en Página 12, animarse, sin miedo muchachos, a comprar Tiempo Argentino, a indagar blogs K y visitar Perfil.com, escuchar Mitre pero a su vez darse un tiempito para poner La Tribu, mirar especiales de Encuentro y a su vez algo de Canal 13, colgarse con una entrevista a Jorge Asís, no sé, ante todo ampliar el mapa conceptual.

Lógicamente todos cargamos con nuestra ideología, la cual podrá enriquecerse o no, modificarse o no, a lo largo de nuestra vida. Quién sabe que nos deparará el futuro. Lo esencial en estos tiempos –maravillosos, hay que decirlo- donde se discute el rol de la prensa sin tapujos, es no darle el gusto a aquellos que buscan la antinomia por naturaleza, que nos desean mostrar la realidad desde una única esfera irremplazable. El periodismo no es un clásico de fútbol. No le demos el gusto, abramos el bocho, usemos la razón diría Hegel, que en ella encontraremos lo divino.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 23 de marzo de 2011

Martín Palermo, una voz que hacía falta

Y habló Palermo. La situación crítica que vive Boca, con apenas 4 puntos en este Clausura y el probable fantasma de pelear puestos de Promoción en el próximo campeonato ameritaba la palabra de uno de sus caudillos. Sólido en materia argumentativa, el 9 ahondó en cada concepto una profundización digna de valorar, dando consideraciones que avalan la realidad que se vive en Boca. Un trinomio dirigencial (Ameal, Beraldi y el renunciante Crespi) que ha fallado en política de contrataciones, amén de malas decisiones que corresponde al proceso de Pedro Pompilio; una sucesión de técnicos -Basile, Borghi y Falcioni- que no logran encauzar a un plantel con exceso de potencialidades, quién puede dudarlo, pero con falta de carácter para sobrellevar esta clase de situaciones. Sí, el ciclo de oro que se prolongó por 10 años algún momento tenía que terminarse. Y hoy, después de tanto tiempo, aparece en el diccionario xeneize el término Promoción.

"Acá hay que priorizar que Boca está por encima de todos: dirigentes y jugadores. Nadie me va a decir a mí lo que es ponerme la camiseta de Boca, lo que significa sentirla y vivirla. Cada vez que me puse esta camiseta he dejado todo. Nosotros tenemos la gran responsabilidad de revertir esto. Boca está por encima de cualquier cosa. Yo no quiero ver a Boca en la situación que está River hoy". Explícito Palermo. Es cierto, nadie le va a decir lo que significa esta camiseta. Sabe, por derecho propio, que todos deben compenetrarse en brindar una plusvalía para dar respuestas a estas difíciles circunstancias.

La desesperación del hincha va en aumento. Más allá de la fría estadística, lo exaspera cómo deambula el equipo en la cancha. Aparecen canciones como "por la camiseta de Boca matar o morir", hits en otros tiempos aciagos, de una debacle institucional que tuvo su pico cúlmine a mediados de la década del ochenta. Palermo propone claridad en su mensaje, llamando a la unión tanto del plantel profesional, el cuerpo técnico y los dirigentes. No quieren repetir ese ejemplo llamado River, que pulula calculadora en mano por cada partido, tratando de sumar como sea. El goleador, con fecha de vencimiento a junio, quiere despedirse con otra imagen. Interiormente sabe que carga con su cuota de responsabilidad, ya que su nivel ha ido decreciendo tras su participación en el Mundial. Hasta muchos se preguntan si no será tiempo de Lucas Viatri.

Era necesaria la palabra de Palermo. En épocas turbulentas, nada mejor que un buen piloto que conozca el terreno para tratar de llegar a mejor destino con más calma. Un mensaje unificador propinado por uno de los referentes más importantes de la historia de Boca. Un llamado de atención de alguien que está avisando lo prioritario de poner en común criterios que provoquen buenos resultados.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 22 de marzo de 2011

Las 5 claves de la fecha 6

Boca, siempre Boca. La imagen desdibujada de este 2011, tal cual viene ocurriendo en los últimos años, es el resultado de muchas vertientes que se entrelazan entre sí. Malas decisiones dirigenciales, futbolistas que no están en el nivel que requiere un club de esta magnitud y la paciencia del hincha que está a punto de colapsar. Falcioni no llega con su mensaje al plantel y de no mediar cambios abruptos, aparecerá la calculadora por la Ribera.

River, un empate que no dice nada. El 1 a 1 ante Arsenal, además de traer la seguridad de siempre de Carrizo le trajo un dolor de cabeza a JJ López. El desgarro de Mariano Pavone, 15 días out, provoca que el entrenador empiece a manejar otras alternativas para suplir al delantero, pieza clave en el esquema. De la visita al Viaducto, pinceladas de Lamela y poco más. Es lo que hay por Núñez en estos momentos.

Hacé un gol López. Así son los goleadores, frase hecha pero que en este caso puntual ejemplifica de forma fehaciente las aptitudes que tiene un futbolista con la vista exclusiva en el arco. Había hecho poco en el partido, desconectado del circuito de juego que propuso Berizzo y comido por los dos centrales. Pero...cuando restaban minutos para terminar el partido, recogió una pelota suelta, miró a De Olivera y dijo ahí va. La picó y se transformó en golazo que le dio tres puntos valiosísimos a Estudiantes.

Neira, de potrero. Si Gimnasia piensa en salvarse del descenso, no se debe olvidar del 10. La única referencia de talento que tiene este Lobo de Cappa que se llevó un buen triunfo de local ante Tigre por 2 a 1 y, a pesar de que sigue en descenso directo, contempla con mayores expectativos los próximos encuentros. Tomar aire, de eso se trata. Dos apariciones oportunas de Neira, intermitente pero el único que capta a la perfección lo que pide el técnico bastaron para que Gimnasia se sacara de encima a otro rival en la lucha por la permanencia.

Descubrió Floresta. Buen triunfo de Colón ante All Boys. Con Gamboa en la cuerda floja tras el 0-4 ante Racing, el Sabalero dio una muestra de carácter y con goles de Higuaín y Moreno y Fabianesi venció claramente a los de Romero que no encuentran el rumbo y ya fueron superados por Olimpo en la tabla del promedio. Tiene buenos futbolistas Colón, buscar la ansiada regularidad, un karma que sufre este club estén los nombres que estén, debe ser el objetivo a cumplir.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 21 de marzo de 2011

Todo sigue igual (de mal)

Siento que escribo lo mismo. Que siempre retornamos a las mismas palabras, a la puesta de conciencia de que hechos como los de ayer que decantaron con la muerte de Ramón Aramayo lo único que hacen es dañar sensiblemente el tejido del fútbol. Tantas veces escribir, en vano. Los muertos se nos multiplican uno arriba del otro. Todos miramos al costado, esperamos que se acumulen nuevas noticias y que la rueda sigue su curso. De responsables, ni hablar. Que vos, que yo, que la Comisaría, que Vélez, que Abdo, cada uno tira su patada para desligar responsabilidades. Se los aseguro, en quince días nadie se acuerda. El dolor de una familia destrozada no garpa en lo más mínimo.

Lo único concreto es que si no modificamos de pleno el concepto de que el rival de turno no es un enemigo sino un adversario durante 90 minutos nada tiene sentido. Pienso por dentro y digo "es algo lógico". No lo es, parece. Espectáculo lamentable observar por televisión que los propios hinchas de Vélez cuando algún notero expresaba novedades del caso Aramayo gritaban frente a las cámaras "Cuervo cagón, ganá una copa". Y sí, qué importa que haya un muerto, si vos no fuiste a Japón. ¿Podemos llamarlos seres humanos? Les queda grande ese traje, sin dudas. Quizás tenemos los que nos merecemos, quién dice.

Y así andamos, a los tumbos, a la improvisación como materia que dice presente todos los años. La Policía, desbordada o no, pega, pega y pega. Al no haber prevención, las fuerzas de seguridad emplean la violencia como único método disuasivo. La 44 sabe de esto. La muerte de Rubén Carballo en un recital de Viejas Locas mantiene rasgos similares con el deceso de Aramayo. Acumulación de excusas por parte de la Comisaría que no convencen a nadie. Sí, otro muerto por el fútbol. Otra vez lo mismo.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 18 de marzo de 2011

"Consejos sobre el arte de escribir cuentos" por Roberto Bolaño.

Como ya tengo 44 años, voy a dar algunos consejos sobre el arte de escribir cuentos.

1) Nunca abordes los cuentos de uno en uno, honestamente, uno puede estar escribiendo el mismo cuento hasta el día de su muerte.

2) Lo mejor es escribir los cuentos de tres en tres, o de cinco en cinco. Si te ves con energía suficiente, escríbelos de nueve en nueve o de quince en quince.

3) Cuidado: la tentación de escribirlos de dos en dos es tan peligrosa como dedicarse a escribirlos de uno en uno, pero lleva en su interior el mismo juego sucio y pegajoso de los espejos amantes.

4) Hay que leer a Quiroga, hay que leer a Felisberto Hernández y hay que leer a Borges. Hay que leer a Rulfo, a Monterroso, a García Márquez. Un cuentista que tenga un poco de aprecio por su obra no leerá jamás a Cela ni a Umbral. Sí que leerá a Cortázar y a Bioy Casares, pero en modo alguno a Cela y a Umbral.

5) Lo repito una vez más por si no ha quedado claro: a Cela y a Umbral, ni en pintura.

6) Un cuentista debe ser valiente. Es triste reconocerlo, pero es así.

7) Los cuentistas suelen jactarse de haber leído a Petrus Borel. De hecho, es notorio que muchos cuentistas intentan imitar a Petrus Borel. Gran error: ¡Deberían imitar a Petrus Borel en el vestir! ¡Pero la verdad es que de Petrus Borel apenas saben nada! ¡Ni de Gautier, ni de Nerval!

8) Bueno: lleguemos a un acuerdo. Lean a Petrus Borel, vístanse como Petrus Borel, pero lean también a Jules Renard y a Marcel Schwob, sobre todo lean a Marcel Schwob y de éste pasen a Alfonso Reyes y de ahí a Borges.

9) La verdad es que con Edgar Allan Poe todos tendríamos de sobra.

10) Piensen en el punto número nueve. Uno debe pensar en el nueve. De ser posible: de rodillas.

11) Libros y autores altamente recomendables: De lo sublime, del Seudo Longino; los sonetos del desdichado y valiente Philip Sidney, cuya biografía escribió Lord Brooke; La antología de Spoon River, de Edgar Lee Masters; Suicidios ejemplares, de Enrique Vila-Matas.

12) Lean estos libros y lean también a Chéjov y a Raymond Carver, uno de los dos es el mejor cuentista que ha dado este siglo.

Roberto Bolaño (Chile, 1953-2003).

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 16 de marzo de 2011

Un adiós encuestado

Miro la pantalla y leo "nueve de cada diez hinchas piden la salida de Grondona en la AFA". Un pensamiento particular que se ve cuantificado en una encuesta de 1.300 casos realizado por la consultora Ibarómetro de forma online y durante el período del 17 de febrero al 23 de dicho mes. La encuesta como mecanismo informativo que permite enhebrar al menos algunas vertientes conceptuales no es común en el mundo del fútbol. Por eso mismo hay que tenerlas en cuenta. Ante la escasez de datos estadísticos sobre la opinión de diversos temas que circunscriben a la pelota, habrá que tomar como pertinentes algunas líneas que dan para debatirlas.

De este universo seleccionado, el 25,3 % pone a la AFA como la principal responsable de los problemas que sufre el fútbol argentino. Segundo los dirigentes (24,5%) y en tercer lugar las barras bravas (20,4%). Parejito, parejito. Sobre el desempeño de Grondona al mando de la AFA, la encuesta indica que el 80% de la muestra lo considera como bastante o muy malo, mientras que el 90,8% opina que debe dejar sí o sí el sillón de la calle Viamonte. Un porcentaje ínfimo, 4,2%, expresa que la gestión de Grondona al mando de AFA ha sido positiva y que debe permanecer en el puesto.

Repetimos siempre lo mismo como un loro. En diferentes estratos de la sociedad, ya sea en lo político o militar, por mencionar dos casos se han generado distintas renovaciones en pos de otorgar mayor democraticidad, interviniendo nuevas voces. A veces más, a veces menos. Situación diferente sucede en la Iglesia, con modificaciones en las capas medias de su organización pero sin cambios trascendentales desde su cúpula.

Lo de la AFA sigue esta última línea. 1979. Es mucho tiempo. Y siempre el poder concentrado en manos de una persona. Si criticamos feudos que suceden en provincias, o frases como las del por ahora gobernador de Catamarca Eduardo Brizuela del Moral, de quedarse "veinte años más", también lo tenemos que hacer con la gestión Grondona. La muestra de esta encuesta apenas es un pincelazo de lo que pensamos todos. Que el poder no debe ser eterno.

Seguinos en Facebook/ Twitter: @apertoldi

domingo, 13 de marzo de 2011

Música en Doble Cinco ("Ya no estás" Las Pelotas)



Es como el agua que se escurre entre los pies,
como es el viento de verano alguna vez.
como la sombra de montaña que vos ves,
como el desierto y la historia que sabés.
Es como barro que refresca tu niñez,
es como cuando te permites no saber.
como quisiera alcanzarte alguna vez
o te siguiera para nunca más volver y
sentir, sentir, sentir, sentir.
Quizás un día volverás a ver cómo es,
disfrutarás como cuando recién sabés.
no alcanzarán a lastimarte otra vez
y te siguiera para nunca más volver
y sentir, sentir, sentir, sentir

jueves, 10 de marzo de 2011

"La llegada de Batista es parte de la impune cadena de caprichos de Grondona"

Nuevamente entrevistas en Doble Cinco. En este caso agradecemos infinitamente a Walter Vargas, escritor y periodista del diario Olé por su generosidad para expresarse sobre los temas que rodean a la Selección Nacional y la situación de los combinados juveniles nacionales. Julio Grondona. Diego Maradona. Copa América. Sergio Batista. Una palabra autorizada, cargada de criterio y rigurosidad periodística, con el propósito de abrirnos la cabeza acerca de estos temas que nos apasionan a los argentinos.
  • ¿Qué reflexiones te amerita el proceso iniciado por Sergio Batista? ¿Observás mejoras o no con respecto al anterior ciclo de Diego Maradona? De ser así: ¿Cuáles?
  • La llegada de Batista a la Selección es parte de la impune cadena de caprichos de Grondona y sus acólitos. Ahora, para mejorar la prestación de Maradona no se necesita demasiado. Alcanza con hablar menos y trabajar más, ser más o menos coherente entre lo que se dice y lo que se hace y perfilar la identidad del equipo. Hasta aquí observo que Batista se aviene a las dos primeras premisas pero aún no a la tercera.
  • ¿Concordás en la idea del entrenador en construir un equipo bajo la presencia indisoluble de Lionel Messi? ¿No es riesgoso generar mecanismos de dependencia hacia una sola individualidad, por más superlativa que sea?
  • Sí, concuerdo. Ahora, no se necesita demasiada perspicacia. Cuando un equipo dispone del mejor jugador del Globo, va de suyo armar un equipo para que ese jugador se potencie y potencie a los demás. El peligro de la excesiva dependencia está siempre. ¿De quién dependería especialmente si no de Messi? ¿De Burdisso, por decir un nombre? En cualquier caso, es responsabilidad de Batista dotar a la Selección de estructura, fluidez y solidez colectiva.
  • Las disidencias en la trama ocurrida con la no convocatoria de Carlos Tevez ante Portugal y los discursos disímiles entre Batista y Grondona: ¿dan la pauta que en la selección, más allá de los nombres, la matriz comunicacional es uno de los puntos débiles?
  • Siempre es débil la comunicación cuando circula en escenarios autocráticos.
  • En julio se inicia la Copa América que se disputará en nuestro país. Teniendo en cuenta que hace más de 17 años la Selección Mayor no obtiene este trofeo: ¿No salir campeón sería un fracaso? ¿Condicionaría el futuro de Batista? ¿Julio Grondona podría sostenerlo?

  • Depende del desenlace. Si sale campeón un gran Brasil, o un Brasil, a secas, tal vez no sea fracaso. Si la Selección juega en gran nivel y un rival superior o una serie de imponderables lo postergan, tampoco hablaría de un fracaso. Pero no es lo mismo este abanico que desdeñar la Copa América, como tácitamente hace, incluso, Batista. Uno de los daños que produjo el paso de Bilardo (de producción fecunda evidente) fue la trasnochada idea de que lo único importante es el Mundial, o los mundiales, una competencia en la que, en el mejor de los casos, jugás siete partidos cada cuatro años. ¿Si condicionaría el futuro de Batista? Imposible saberlo a priori. Una cosa es quedar eliminado en primera ronda, o en segunda, pero goleado por Venezuela, por caso, que llegar a la final. Interpretar la reacción de Grondona, sobre un supuesto semejante, supera largamente mi capacidad de proyectarme en el tiempo.
  • Por último, quisiera consultarte tu apreciación sobre el rendimiento del Sub 20 en Perú. ¿Estamos en presencia de una etapa "sin glamour", como dijo Humbertito Grondona? ¿O sirve de excusa para ocultar un proceso en los Juveniles que, luego de las salidas de Pekerman y Tocalli, no dio los resultados esperados?
  • Es una etapa sin glamour, pero también es una etapa sin una copiosa cantidad de jugadores destacados, y asimismo una etapa deficitaria en la selección de esos jugadores y, sobre todo, una etapa en la que las selecciones juveniles son conducidas por personal que no da la talla, o la da a duras penas. En primera fila, por cierto, Humberto Grondona.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 9 de marzo de 2011

Un Burro Feliz

Por Nicolás Panigutti

En el último año la vida de Juan Manuel Martínez cambió bastante. De ser un jugador que volvió a su club de origen, Vélez Sarsfield, para pelear un lugar desde el banco de suplentes, pasó a ser titular indiscutido y hasta se dio el lujo de participar activamente en el encuentro que la Selección Argentina disputó ante Portugal recientemente. Pero no siempre la vida del “Burrito” fue de esta manera…

Empezó jugando al fútbol en un club pequeño de Ramos Mejía, Provincia de Buenos Aires, el Estudiantil Porteño, hasta que llegó la adolescencia y con ella su posterior paso a Vélez Sarsfield. Allí hizo Divisiones Inferiores hasta su debut en Primera, en el 2003. Sin embargo, hasta el 2005 no tuvo demasiada acción. En ese año, el Fortín logró su primer campeonato desde el último conseguido por Marcelo Bielsa en 1998, y el “Burrito” entró desde el banco en varios encuentros, recordándose en particular uno ante Racing Club (que en ese momento peleaba el torneo con Vélez) en el José Amalfitani, ya que por medio de una jugada suya, Leandro Gracián pudo anotar en el epílogo del partido el gol de la victoria.

Más allá de haber sido un “buen suplente”, Russo decidió no tenerlo en cuenta para el año 2006, en donde pasó a préstamo a Argentinos Juniors y tuvo interesantes actuaciones. La mala suerte iba a llegar cuando, disputando una pelota para el Bicho, se rompiera los ligamentos. Seis meses afuera y las dudas sobre su recuperación. Luego de este incidente, volvió a Vélez para el Apertura de ese año pero no disputó demasiados partidos y emigró hacia Colombia, al Deportivo Cúcuta más precisamente. Acá es cuando la historia del Burrito empieza a ser interesante. En Colombia, principalmente en la Copa Libertadores, supo ganarse la titularidad a fuerza de goles y gambetas. Recordada es la semifinal de Copa Libertadores que ese club jugó ante el mismísimo Boca Juniors. Incluso en octavos de final de ese torneo se dio el gusto de anotar 3 goles en un mismo partido, en la victoria del Cúcuta ante el Toluca por 5-1.

Con muchos minutos de fútbol encima, y cuando parecía que se podía dar el despegue definitivo de su carrera en el Fortín, Ricardo Lavolpe (DT de Vélez por ese entonces) no lo tuvo en cuenta y en una operación muy ventajosa desde lo económico tanto para el jugador como para el club, el Fortín lo cedió al Al-Shabab Riyadh de Arabia Saudita a préstamo por un año. Allí fue una de las figuras del torneo y su equipo salió campeón, retornando a Vélez para el Clausura 2009. En este torneo supo remarla desde abajo, como a lo largo de toda su carrera, ya que los delanteros titulares eran Rodrigo López y Joaquín Larrivey (luego sustituido por Jonathan Cristaldo). A base de buenas actuaciones desde el banco y sobre todo en partidos trascendentales (Colón, Lanús) que marcaron el rumbo de ese equipo campeón de Vélez, pudo terminar jugando y darse el gusto de salir campeón.

Una vez más, todo parecía dado como para que el oriundo de Viedma, Río Negro, pudiese llegar a alcanzar la tan ansiada titularidad en la primera parte del año 2010 pero…no iba a ser esta vez. La vuelta de Santiago Silva y la presencia de delanteros como Rolando Zárate, Leandro Caruso, Rodrigo Lopez y Jonathan Cristaldo le quitaron parte del protagonismo que debería haber tenido. Es válido aclarar que una de las razones por las cuales Juan Manuel Martinez no se había podido asentar antes eran sus recurrentes lesiones musculares. Infinidad de veces el Burrito sufrió estos males que impedían que pudiese estar a pleno y explotar al máximo su capacidad para gambetear en velocidad y encarar. Se sabe que para jugadores explosivos el no estar al 100% hace que sus rendimientos bajen por demás. Por eso fue tan importante la parte física en la segunda parte del año 2010, en donde casi no tuvo molestias y pudo jugar la mayoría de los partidos. Este factor, junto a la presión que metió el propio jugador en el receso (había decidido irse si el técnico de Vélez, Ricardo Gareca, no le aseguraba la titularidad) fueron las claves para el gran torneo pasado que tuvo el Burrito.

El Burrito ha variado su juego bastante desde sus comienzos hasta la actualidad en cuanto a la faz técnica se refiere. En un principio Juan Manuel Martínez siempre tuvo como una de sus características el pensar mucho más rápido de lo que sus piernas le respondían. Algo así como un Lavezzi en uno de sus malos días. Con el tiempo, su juego fue mutando y hoy por hoy no es más aquel chico que corría sin cesar por las puntas, como los antiguos wings, sino más bien un mediapunta al cual se le abrió el arco en el último tiempo y que termina las jugadas en posición de delantero. La gambeta es el arma más importante que tiene pero otra de las ventajas es que siempre busca asociarse con otro jugador (en Vélez, por caso, con Maxi Moralez).

El caso del Burrito Martínez es sin dudas un modelo típico de lo que deben pasar muchos jugadores para llegar a lo más alto como lo es la Selección y ser titular en su club, así también como un ejemplo a la perseverancia.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 8 de marzo de 2011

Las 5 Claves de la Fecha 4

Algo híbrido llamado Boca. La derrota ante Vélez da la pauta de un plantel que todavía no adquiere la filosofía Falcioni. Más allá del Riquelmegate, se vio a un equipo abatido, sin ideas, carente de frescura. Cabezazo de Ortiz y a la bolsa. Bálsamo para Vélez que venía con la guardia baja tras la inesperada derrota ante la Católica. Boca se queda con un signo de pregunta muy grande, en cómo reacomodar un barco que da señales similares al proceso anteriormente comandado por Claudio Borghi. El sábado ante San Lorenzo, una final.

Cuentas que no cierran. Independiente está en zona de tormenta. La calculadora le dice que igualó con River en la lucha por no llegar a la Promoción. Lo peor, es el bajísimo rendimiento de algunas individualidades, caso Matheu, Silvera y Defederico, situación que Antonio Mohamed no puede resolver. La Libertadores como objetivo esencial del hincha se choca con una realidad visible en el plano local, donde es urgente la necesidad de puntos en pos de paliar esta situación compleja.

Segundo tiempo de novela. San Lorenzo pisó fuerte en Floresta y se llevó los tres puntos ante All Boys. Luego de una primera etapa pareja, con escasas situaciones de gol, en el complemento, acrecentado por la expulsión de Hugo Barrientos por doble amonestación, los de Ramón Díaz hicieron pata ancha y a través de la visibilidad de Ortigoza, las escapadas de Carmona por derecha y la desfachatez de Juan Carlos Menseguez, implacable si quedan espacios, colaboraron para el 3 a 0 definitivo. Menseguez, Velázquez (primer gol en Argentina) y cerró la cuenta Salgueiro, otro en muy buena forma.

Acá mando yo. Demasiadas diferencias técnicas es un elemento clave para entender el triunfo de Estudiantes sobre Gimnasia por 2 a 0. Jugadores que están a otra velocidad y que, con el correr del partido, marcan, aún más, sus distinciones. Partido mágico de Gastón Fernández, apareciendo siempre en las complejas, cuando más se lo necesita. Berizzo dejó de lado su manual y lo planteó tal cual si Sabella estuviese en el banco. Sus dirigidos no fallaron al boceto de siempre. Exprimir al máximo el error del rival y, consumada la ventaja, manejarla con la criteriosidad habitual.

Quilmes y una encrucijada con pronóstico reservado. Se fue Madelón tras el 1-2 ante Tigre y hoy asume Caruso Lombardi. 4 derrotas consecutivas, un plantel con vaivenes anímicos marcados que fagocita lo a veces bien realizado en el campo de juego. En el Sur viven con la espada de Damocles permanentemente y la tensión del hincha va en aumento. El envión anímico de Caruso quizás, mediando algunos buenos resultados, podría llevar al Cervecero al menos, al menos a la Promoción. Pero difícil, difícil.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 7 de marzo de 2011

Juan Martín Hernández: a esperar se ha dicho

Noticias inesperadas, aquellas que pensamos no recibir. La lesión ligamentaria sufrida por Juan Martín Hernández, que lo alejará de las canchas por 6 meses, enciende la alarma de Los Pumas de cara al próximo Mundial. Retirado Agustín Pichot, la hazaña obtenida en Francia en 2007 colocó a Juani como la referencia indudable del seleccionado argentino. A ver, pensamos en tiempos, estamos de Nueva Zelanda a varios meses (se jugará en septiembre) y los plazos de recuperación exigen un semestre fuera. Guillermo Boto, médico de Los Pumas, admitió en Perfil que "los tiempos dan".

La gran pregunta, y en el caso que todo se desarrolle por los carriles normales, será determinar si, ya recuperado, podrá obtener ritmo de juego con el Mundial tan cerca tocando la puerta. La calidad con la que cuenta podría suplir un rendimiento físico inferior a sus pares. Su presencia resulta determinante dentro y fuera del vestuario. Santiago Phelan lo sabe. No es la primera lesión de este tipo que sufre el apertura que se desempeña en el Racing de París. A los 20 años, disputando el Seven de Brisbane, también se afectó los ligamentos y se mantuvo 7 meses en recuperación.

El objetivo primordial es que esté pisando el campo para el 10 de septiembre cuando enfrentemos a Inglaterra. Hernández es el distinto -por caudal técnico- de este equipo, la cara de aquella gesta mundialista y una referencia indudable para sus compañeros. Argentina perdería mucho si él no estuviese. Un "crac" en la rodilla nos dejó en silencio.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

sábado, 5 de marzo de 2011

David Nalbandian: rey más que nunca

"Todos saben lo que significa para mí representar a Argentina en la Copa Davis. Hice un esfuerzo que no hubiera hecho en ningún otro torneo". Así se expresaba David Nalbandian vía Twitter consumado el triunfo en dobles que le permitió a Argentina acceder a cuartos de final por décimo año consecutivo. En la creme de la creme del tenis mundial hace una década. Dato que pinta de cuerpo entero lo que representó, a manera global, la Legión.


Y mucho de esto tiene que ver David, amado por su pueblo que valora su infranqueable compromiso con la camiseta argentina en Davis. El punto ante Adrián Ugur, en el que un desgarro en el aductor lo tuvo a maltraer todo el encuentro, otorga matices para comprender la religiosidad y amor propio que el unquillense toma cada serie y que a su vez es respondido por su público. Porque la gente que va a la Davis ama a David. Las tribunas no estarían tan llenas si estuviera un tal Del Potro. Hay que decirlo. No es por generar antinomias carentes de sentido sino una realidad visible. Gestos como los de David el viernes te dan chapa de líder, de fidelidad irrestricta en las masas.


Si el contricante de turno no fuese Ugur, un desconocido que le tembló la raqueta ante la inmensidad del rival que enfrentaba, seguramente el punto no hubiese sido argentino. Es la verdad: David da ventajas con su físico. La calidad de sus golpes, la inteligencia en cada paso dado en el court no pueden descontar los desvaríos que se producen por su aspecto corporal. Más en un tenis como el actual, donde estar bien físicamente resulta la materia elemental. Esto le otorga más sentimiento a la gesta, le brinda un tinte de heroicidad que nos gusta.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

Fútbol 5 (Götze. Hoarau, Borja Valero, Bale y Wilshere)











Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 2 de marzo de 2011

Los otros

Rousseau escribió alguna que vez que prefería ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios. Gran verdad la del autor del "Contrato Social". Solamente las mentes iluminadas pueden formular proposiciones que perduren contra el paso del tiempo. En espacio geográfico, situándonos en el Cono Sur, específicamente en Argentina, finalmente lo que nos interesa, el desdén por el otro, la estigmatización latente, encubierta, se aloja en el tejido íntimo de la sociedad. Lo pienso en un tono político, acrecentado en las cercanías de un proceso eleccionario, donde cada acción particular, partiendo de la base en que todo movimiento que uno ejecute es político, tiene consecuencias. Leés Página o mirás 6,7,8 y sos un sucio kirchnerista. Ponés TN y le hacés el juego a la derecha. Valorás acciones del gobierno y sos la oveja descarriada. Criticás procedimientos del mismo y andás por la calle con el cartelito de Vandor en la frente. Y los casos se multiplican.

En estas circunstancias, desmenuzándolas encontramos un resultado simple: la intolerancia como respuesta. El preconcepto como única herramienta de relacionarnos con el exterior. Cuando hablamos de pluralidad, muchas veces en este blog, no nos referimos al rasgueo de la guitarra multitudinario para hacernos creer (falsamente) que gozamos de un espíritu democrático indestructible sino básicamente de respetar al otro, con sus mambos, sus diferencias. Y superada esta etapa, el propósito de construir, indistintamente de lo que somos. Resuena idealista, lo sé.

DIferenciándonos de lo político, el ambito social nos brinda otro tipo de conclusiones. Pero todo tiene que ver con todo, vio. Estereotipos físicos fortalecidos por el papel de los medios de comunicación, los cuales generan mecanismos discursivos proclives a la marginación de aquellos que no cumplen las condiciones que ellos mismos disponen. Si no tenés el culo de Jésica Cirio no existís. Sos menos. O peor, no sos. Basta con entrar a cualquier negocio de ropa femenina adolescente para dictaminar con ojos propios que a una población elevada de chicas jamás le entraría esas prendas. Esto genera frustración, un revés emocional sensible en una edad compleja. Implica, explícitamente e implícitamente una forma de discriminación.

Abordamos una problemática engorrosa que no se resuelve por arte de magia. Ni mucho menos en una entrada de blog. Hay una gran carga catártica en lo expresado, lo admito. Apenas menciono, con los múltiples errores que uno carga en su mochilita, una realidad a la cual no podemos ser ajenos. Si sirve al menos para pensar (o aguantaste la lectura hasta el final), el objetivo del post está cumplido.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 1 de marzo de 2011

Cuando las verdades no entienden de tiempos

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

Buscar en Doble 5

Colaboraciones