viernes, 22 de junio de 2007

Contracara

Ay Román. Cuando el 12 de marzo arranqué con Doble Cinco, el primer post fue dedicado a vos. Hoy, casi tres meses después te vuelvo a escribir.
Sos tipo raro che! Sos el mismo que me hacía sorprender con su magia, con su toque distintivo en aquél efectivo y tan buen equipo de Carlos Bianchi, siempre teniendo esa habilidad tan especial que te hizo catapultar como uno de los mejores estrategas del mundo. Títulos, trofeos y gloria has vivido. Sin embargo, también lograste que me sacaras de las casillas y pidiera abiertamente que nunca más volvieras a la selección, de preguntarme interiormente que cómo puede ser que un tipo reniegue de este amor vestido de celeste y blanco por un tema familiar, de analizar y analizar y no poder entender porqué pediste el cambio contra Alemania. No podías borrarte. ¿Por qué no apareciste?

Seguramente, para muchos (me incluyo) el fútbol tiene esa cosita de extremos que tanto nos gusta. La gloria o devoto, el peor o el mejor. Por eso amamos al fútbol, o tal vez seamos simplemente argentinos y por ende existitas hasta la muerte. Sin hacer mucho alarde, con problemas en tu anterior equipo, decidiste un día regresar. Creí que te ibas a consumir en un fracaso de letras mayúsculas, que habían pagado por vos una enormidad que realmente no valías, que segundas partes eran malas. Debo admitir que peco de mala memoria. Yo me tendría que haber acordado que volvías a ese lugar donde te sentís tan cómodo, con esa gente que te conoce cuando recién arrancabas, que vos sos un jugador a la antigua, con sentimientos especiales que te hacen transformar en un ser distinto.
Saliste campeón de la Copa Libertadores con Boca y ahora te llaman otra vez a la selección. Y sí, sos el mismo. Ese que me deslumbró, me decepcionó y me deslumbra nuevamente. Tenés una sola cara, pero que equivale por dos. Los hombres importantes generan eso. Juan Román Riquelme es uno de ellos.

5 comentarios:

littoXD dijo...

Lo bueno de jugadores como Román es que con dos toques fantasticos te tapan la boca, todos los periodistas de la Tv que pedia que no vuelva a la seleccion despues del mundial te acordas? Bueno ahora todos se dieron vuelta como una tortilla.. Llamale efecto roman como quieras pero yo lo quiero en la selección Argentina y espero que la rompa como lo hizo en Boca.. Un abrazo, y muy buen post..
PD: Nunca es tarde para arrepentirse de lo dicho..

bonito lunch dijo...

la verdad que es un tipo ,por lo menos raro.juega bien para boca pero para la selección no . se baja porque la mamá sufre,ahora quiere ir.si lo tuviera enfrente me gustaría darle un reves en la jeta

JUani dijo...

la verdad tengo que admitir 2 cosas:
1) no soy riquelmista, es mas soy aimarista sie xiste el termino
2)este Riqueleme, es el mejor riquelme de todos, vino mucho mas completo. hay que ver ahora como rinde en un nivel de exigencia mayor...
suerte

Paolo Maldini dijo...

Riquelme será una incógnita para la Copa América, por sus rarezas, pero creo que ha vuelto a retomar su gran nivel.

Recontra dijo...

Riquelme is God.

Aunque me preocupe su madre, también.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones