lunes, 25 de junio de 2007

Verguenza

Estoy triste. Recién llego a casa y me entero de que hubo un muerto en los enfrentamientos de esta tarde entre hinchas de Nueva Chicago y Tigre en Mataderos. Interiormente, y cada vez más frecuento esta sensación, siento que el fútbol es una mierda. Lisa y llanamente. Un tipo fue a ver a Tigre que está ascendiendo a Primera después de décadas, y porque el otro pierde la categoría (aclaro, Chicago con esta derrota no desaparece como institución) tiene que bancarse que lo vengan a buscar, lo insulten, le tiren piedras y que un hijo de puta (digánme como llamarlo de otra manera) le parta la sien de un piedrazo y morir desangrado en la calle por 20 minutos. ¿Esto es fútbol? ¿Qué mierda es esto? Y por favor no me vengan con la inclusión social, la educación y la mar en coche, que puedo entender y focalizar la problemática que genera esto en las diferentes esferas de la sociedad, pero ésta clase de sucesos no tienen justificativo alguno. Ya no son delincuentes, son asesinos. Ni me voy a referir la incapacidad manifiesta de la AFA, de Javier Castrilli, quien prefiero que hable de que si hubo offside o no en una jugada, expresando comentarios irrisorios de ética en un programejo de televisión, de tantos incapaces de traje y corbata que no saben cómo parar esta locura. Fue a ver un partido de fútbol y terminó muerto porque Chicago no pudo quedarse en primera. ¿Él tenía la culpa? ¿La familia tenía la culpa? Esto ya se veía venir, se presentía en el ambiente, ya en el inicio del segundo tiempo la barra local ya marcaba la tendencia de lo que iba a ocurrir si perdían la categoría. Se ve que la honorable policía no lo percató. Como siempre pasa.
Del desempeño de la policía no pienso realizar ningún comentario porque en estos momentos solamente me surgen agravios y demás términos no merecedores a la vista de ustedes, ya que están acostumbrados a otro tipo de palabras en este humilde blog. Les pido mil disculpas por algunos términos expresados, pero al enterarme de este día negro para el fútbol argentino, solamente me senté y empecé a escribir. Estos sentimientos los tengo hace tiempo, y me causo un dolor y un estupor que me paraliza como hincha de fútbol y ante todo como persona. Ese hombre como vos o como yo, amante del fútbol, ya no está más porque alguien dictaminó eso. La causa: un partido de fútbol. Duele...y mucho.

3 comentarios:

Recontra dijo...

La puta madre, la violencia no se puede erradicar.

Estoy recaliente.

CALIGULA dijo...

Comparto tu bronca. Pero ¿que propuestas hay para el caso?
Lindo tema no?

Saludos.

JUani dijo...

me parece perfecto lo de caligula, no hay propuestas a nadie se la cae una idea aca...la verdad habria que empezar a usar sanciones mas duras... y dejarnos de joder y sacar 30 puntos, clausurar el estadio unos meses y que chicago juegue sin publico local, es un garron para la gente q no hizo anda, pero por ahora otra mejor no hay

Buscar en Doble 5

Colaboraciones