jueves, 14 de junio de 2007

Sólo de fútbol no vive el hombre...

La verdad que hoy me interesó publicar un texto que hice para la Revista Asterisco de la Universidad del Salvador (USAL) refiriéndome al momento particular que sufre la carrera de Historia (otra de mis pasiones) en el ámbito educativo. Sinceramente, ojalá les guste.

Historia: Ayer y hoy

El proceso de aprendizaje sobre la historia está virando hacia una concepción netamente ligada a los medios audiovisuales, dejando atrás viejas teorías. El fenómeno Pigna. ¿Por qué se lo critica?

Se quebró la concepción didáctica de cómo mostrar la historia argentina en las aulas, donde la monotonía era moneda corriente y existía sólo una verdad, que en la mayoría de las veces distaba mucho de la realidad. En este siglo, que apenas da sus primeros pasos se modificaron las cosas raudamente, ya que se prefiere un proyecto mucho más avanzado y moderno, con el fin de captar la atención de los estudiantes, viéndolo del lugar de los hechos y mostrando como tal a los protagonistas. Con sus virtudes y defectos. Nada de héroes. Los métodos de enseñanza y comunicación sobre la historia están girando radicalmente su estructura, cada día más relacionados con los medios audiovisuales como propósito para difundir conocimientos básicos. En una entrevista que le realizó el diario Clarín al historiador Félix Luna, el mismo denota que siempre se pueden mejorar los procesos de conocimiento. "Evidentemente hoy se enseña mejor que hace 20 años", dice. Y prosigue: "Esto se da por las diferentes incorporaciones y mejoras al momento de transmitir información al alumno: la recepción del material audiovisual siempre es positiva. Es una manera de recibir el mensaje a través de casi todos los sentidos."
¿Cómo se convirtió la historia de nuestro país en un objeto de consumo constante? Podemos encontrar algunas causas: la crisis de 2001 planteó una vigorosa conciencia nacional, la cual necesitaba encontrar respuestas sobre el porqué se llegó a ese momento, y si anteriormente se había repetido. Era fundamental encontrar la verdadera identidad del país. Qué mejor que indagarlo conociendo detalles de nuestro pasado más cercano. Otro punto a tener en cuenta es el surgimiento mediático del historiador Felipe Pigna (autor de la trilogía de best seller “Los mitos de la Historia Argentina”), quien junto al animador Mario Pergolini realizó una megaproducción televisiva llamada “Algo habrán hecho”, donde se desacartonó la mirada idealista sobre los próceres que pisaron este suelo. Muy paradójico lo que ocurre con este profesor de historia, que no hace mucho tiempo trabajaba en colegios secundarios y ahora causa fanatismo entre los jóvenes, quienes encontraron un referente en lo académico. Por esta misma causa, Pigna no puede ni debe ser ignorado. Logró que la historia argentina llegara a lo masivo vendiendo su producto televisivo a miles de personas que lo acompañaron en el rating. Esto jamás se lo perdonaron sus colegas, mucho más arraigados a las universidades que a los medios, quienes ven que de esa manera se simplifica bruscamente el proceso de aprendizaje, y argumentan que la metodología empleada no es la correcta. Las historiadoras Hilda Sabato y Mirta Lobato expresaron su disconformismo sobre el programa de Pergolini y Pigna en una carta dirigida al Suplemento Ñ, donde destacaron que “Algo habrán hecho” se acerca al pasado ignorando toda la historiografía de los últimos cincuenta años. Además marcan que no hay ningún intento por analizar estructuras ni procesos, sumado a la idea de que el segmento televisivo posee errores, omisiones, anacronismos y tergiversaciones sobre sucesos que han sido conocidos y largamente analizados. Por último, aclaran que se está simplificando y aplanando al pasado, con la intención de equipararlo al presente, sin preguntarse las transformaciones que sufrió la sociedad argentina en dos siglos. Opiniones a favor y en contra que permanecen en una constante lucha. Cada uno tendrá la suya.

6 comentarios:

bonito lunch dijo...

a mi tambien me gusta la historía ,y me parece genial la nueva tendencia de los historiadores de desacartonar la visión de la historia y como se enseña.pero igual recomiendo leer varias tendencias y sacar nuestras propias conclusiones
abrazo

NoTe dijo...

Es fundamental entender varias visiones y poner hincapié en la opinión de uno, sumada a esa informacion. Abrazo!

littoXD dijo...

Coincido con Bonito lunch... Hay que leer bastante y siempre de distintos autores o corrientes de pensamientos y las conclusiones que las saque uno mismo.. Un abrazo

Recontra dijo...

No soy amigo de las lecturas de Pigna, jamás las leí, pero tengo que decir que el tipo logró imponer un revival histórico. Él no descubrió nada, sólo tuvo la oportunidad de ser un maldito protagonista y estuvo en el momento justo, a la hora señalada.

Daniel Mazza dijo...

volviendo despues de mi larga ausencia quiero primero felicitar al creador de este sitio q realmente es un gran amigo y una gran persona.
en cuanto al tema del dia, decir q es fundamental saber la historia de un pais para aprender de los errores, cosa q los argentinos no suelen hacer, y espero sinceramente q el tema de poner como moda a la historia esta bueno si la juventud lo adopta ya q realmente es preocupante ver a los chicos argentinos absolutamente perdidos.

Paolo Maldini dijo...

Se que desde el 2001 para adelante la cuestión poítica en la Argentina ha empeorado, y cada vez los jóvenes están(estamos) hambrientos de información del pasado, la raíz del porqué la situación es así. Lógicamente los historiadores, digámosle puristas, critican que se explique a los jóvenes por medio de una manera más sencilla y por los medios de comunicación, otros dicen que está muy bien. Yo digo que hay que tomar muchas opiniones, y decir lo que nosotros consideramos.

Espero que no pase a mayores este asunto por tu tierra

Buscar en Doble 5

Colaboraciones