sábado, 2 de junio de 2007

Un sinsabor celeste y blanco

Argentina empató 1-1 ante Suiza, en Basilea, en un partido amistoso con miras a la Copa América. El seleccionado albiceleste volvió a dejar dudas en el juego ante un rival ordenado en defensa, pero con pocas ideas en ataque. A las miles de personas que se pusieron delante del televisor viendo a los europeos de Basile seguramente les habrá quedado un gusto amargo. El tridente entre Messi, Tevez y Crespo no funcionó como se esperaba. Ojalá que para las aspiraciones argentinas en la Copa América, el continuo juego entre estos tres jugadores comience a dar sus frutos. Se espera mucho de ellos. Con respecto a la faz defensiva, se necesita un recambio en los laterales. Para mi gusto, Zanetti ya no está con las mismas condiciones futbolísticas para formar parte de una selección. Por su parte, Heinze no termina de redondear actuaciones seguras, lo que produce un signo de interrogación sobre esa porción de la cancha. Milito y Ayala cumplieron discremante, aunque este último posiblemente no llegue a Sudáfrica 2010. Ayuda para el próximo objetivo, pero a futuro hay que descartarlo.

Un aspecto que entrelaza la actuación argentina fue la copiosa lluvia que inundó en grandes partes de la cancha, lo que permitió que los voluminosos suizos aprovecharon su potencia para asfixiar los avances del mediocampo argentino. Sin embargo, la presión incesante duró los primeros 35 minutos. Después, con el cansancio a cuestas, Suiza bajó los decibeles y a partir de ahí permitió ver lo mejor del conjunto de Basile. Buenas triangulaciones entre Gago, Cambiasso y Messi, que posibilitaron percibir la esencia que quiere el Coco en Venezuela. El segundo tiempo arrancó con la ventaja argentina, luego de un centro preciso de Messi que Tevez conectó con una palomita. Hasta ahí el resultado era injusto, ya que no se habían hechos los méritos necesarios para llevarse la victoria. A los 19 minutos, tras una desinteligencia entre Ayala, Milito y Heinze, el ítalo-suizo Barnetta con un remate certero venció la valla de Abbondanzieri. No hubo desacoples severos en la defensa, pero éstos errores no se pueden volver a ver. Se pagan con goles. Los cambios de Diego Milito y Mascherano por Crespo y Luis González, le brindaron un plus de movilidad y aire fresco que no fue suficiente para poder llevarse la victoria. Lo de Messi necesitará tiempo, conocimiento y mucha práctica, ya que Argentina tiene que basarse en lo que disponga él. Venezuela lo dirá todo.

4 comentarios:

maxi dijo...

Realmente a esta seleccion le falta mucho vuelo futbolistico. El equipo que jugo hoy es de lo mejor que tenemos y sin embargo no pudimos con Suiza! Aca no sirven excusas como las del clima, es obligacion de la seleccion de basile ganarle a suiza, no hay otra para mi.
Ahora se viene la copa america, lamentablemente no sirve como medida sobre como esta el equipo, pero al menos sirve para que el grupo trabaje mas tiempo junto y se corrijan errores.
Si queremos hacer un buen papel en el 2010 basile va a tener que trabajar y mucho.

NoTe dijo...

Maxi te voy a dar la contraseña para que empieces a postear. Es un crá este muchacho con sus conceptos.

CALIGULA dijo...

Note: post fresquito.
Estos partidos no dejan de ser entrenamientos a puertas abiertas. Si contamos las horas que estos jugadores tienen juntos no sumarian el tiempo de cuatro partidos. El tema de un trabajo a mediano plazo en la seleccion es poco menos que tabú.

Saludos!

Gonzalo dijo...

A este nivel la selección argentina no llegará muy lejos. El DT Alfio Basile deberá revertir esta situación. Armó un seleccionado con jugadores locales y resulta que convocó a los que militan en el ámbito internacional para los amistosos. Ahora se viene la Copa América y esperemos que deje una imagen satisfactoria.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones